La clasificación en archivos personales

Ana Guerra – Departamento de Archivos

El Departamento de Archivos de la BNMM tiene entre sus funciones resguardar y poner a disposición del público los archivos personales que recibe la institución -mayormente a través de donaciones-. Estos archivos pertenecieron, en general, a personalidades relevantes de la vida política, intelectual y cultural de la Argentina, y cubren un arco temporal que va desdes desde fines del siglo XIX hasta los inicios del siglo XXI. A la fecha se cuenta con 60 fondos de este tipo, cuyo listado puede consultarse en la Guía de fondos del año 2017 Esta información puede ampliarse en el catálogo.

Un archivo personal consta de los documentos reunidos por una persona -el productor- en el transcurso de su vida. Al trabajar con estos materiales se busca reconocer si tienen un orden dado por su productor o, en su defecto, por los allegados o herederos que los custodiaron. En este sentido, se procura construir el cuadro de clasificación del archivo, es decir, el mapa que muestra a simple vista cuál es la documentación presente en un fondo y el modo en que “naturalmente” esa documentación fue producida.

Aunque parezca un contrasentido, con el correr de los años se construyó de forma progresiva un cuadro de clasificación “modelo” para archivos personales. Esto es, el planteo de una estructura general de secciones y series documentales posibles de ser identificadas en cada caso. Esto fue posible al observar que, no casualmente, una cantidad de fondos personales presentan características similares en el modo en que sus productores los pensaron, los ordenaron o, simplemente, la manera en que acumularon sus documentos. Se trata de un esquema, una guía orientadora que no debe tomarse a modo de instructivo sino como una herramienta pasible de modificaciones y adaptaciones, así como no exenta de ser problematizada en sus aspectos conceptuales. Sin embargo, fue de utilidad para encarar este particular proceso de clasificación y, de allí, el interés de presentarla a través de este medio.

Esta propuesta puede consultarse extensamente en el Escritorio de Procesos Técnicos, herramienta web disponible entre los Recursos para bibliotecarios a través del sitio institucional.